A+ A A-
Boletín oficial de la Provincia Acceso Oficina Virtual
Registro Demandantes Vivienda Protegida Blog de Empleo
Plan Estrátegico para la Revitalización del Patrimonio Cultural Punto de Información Catastral

Huércal-Overa resplandece conmemorando el traslado del Templo Parroquial en la Noche de las Lumbres

El municipio de Huércal-Overa se ha volcado esta noche con la celebración de su tradicional Noche de las Lumbres, una cita en la que se rememora la Historia del municipio, conmemorado el traslado del Santísimo a la  Iglesia Parroquial de Huércal-Overa, desde su antiguo emplazamiento en la carretera Nacional hasta el actual en pleno centro de la localidad en el año 1.739. Este año se celebraba el 280 aniversario del traslado del Templo Parroquial.

La tradición comenzó con la procesión  a la que acompañaron más de 2.000 vecinos, entre ellos el Alcalde del municipio, Domingo Fernández junto a otros representantes de la Corporación Municipal,  con el Santísimo en el recorrido que se hizo en su día desde la antigua ermita a la actual Iglesia. Los vecinos portaban velas  y  al paso de la procesión se fueron encendiendo lumbres por las calles, rememorando así lo que hicieron los antepasados ya que  antiguamente no había electricidad y por ese motivo se tuvieron que encender lumbres por las calles para acompañar al Santísimo en el recorrido del traslado.

Parada en el altar instalado en la casa en donde se encontraba el antiguo Templo y donde hubo momento para el rezo por parte del Párroco Victor Manuel Fernández, acompañados de un nutrido grupo de vecinos, entre los que se encontraban muchos niños.

Al paso de la procesión se fueron encendiendo candelas y cinco lumbres situadas una a la altura de la Plaza de Abastos, una segunda en la Plaza Obispo Ginés G. Beltrán, y las tres tradicionales de las Glorietas.

El Alcalde señaló que “los vecinos se han echado a la calle para rememorar parte de la Historia de nuestra Villa, tradición que apoyamos e impulsamos desde el Ayuntamiento. Los huercalenses hoy  han formado parte de la procesión y el grupo ha sido muy numeroso, contando entre ellos con muchos niños lo que nos dice que nuestras tradiciones continúan vivas y van a permanecer en el tiempo, ellos son la base para nuestro futuro y son los que tendrán que mantener nuestras costumbres y citas tradicionales, por lo que es desde niños cuando tenemos que hacerlos participes de las mismas”.

Tras la procesión y finalización de la Eucaristía fueron muchos los vecinos que aprovecharon para poner la nota solidaria a la jornada ya que Manos Unidas instaló una barra en la que poder tomar unas tapas con el objetivo de recaudar fondos para la causa.  También los hubo  que se reunieron en torno a sus lumbres para disfrutar de la convivencia en la jornada con amigos y familiares.

 

 

 

Volver Arriba